Bankia se queja del “trabajo de los abogados”

Apenas hace  tres semanas desde que Bankia activara el protocolo para retornar la inversión a los accionistas que concurrieron a la salida a Bolsa,  y la entidad ha recibido 125.000 solicitudes de reclamación.

El 61% ya ha recuperado su dinero. Desde el 18 de febrero, el banco ha desembolsado 358 millones de euros en indemnizaciones.

En éste tiempo, se ha suscrito acuerdos con una decena de despachos, que pondrán fin a alrededor de 10.000 casos judicializados. Aunque no todos los letrados siguen este camino. Según el presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, los hay que aportan “información tergiversada” a sus clientes para convencerles de que continúen con los litigios.

“Una mayoría asesora de forma impecable. Pero rogaría a los despachos de abogados que aplicaran los criterios éticos y deontológicos para transmitir la oferta de Bankia tal cual es. El deber de todo abogado es defender los intereses del cliente”. “No es aceptable la desinformación ni el engaño”, apostilló.

Existe, a juicio de Goirigolzarri, un conflicto de intereses en la actuación de algunos despachos especializados en causas bancarias.  Bankia ha detectado, de hecho, misivas remitidas a afectados en las que se exponen datos inciertos. “No es verdad que los afectados tengan que pagar las costas, porque las asume el banco; ni que se les aplique una retención del 19%, porque el tratamiento fiscal es el mismo que habrían obtenido con una sentencia favorable”, puntualizó Goirigolzarri.

Frente al criterio de los letrados que sostienen que la vía judicial sigue siendo la opción más rápida y eficaz para recuperar el dinero, el presidente de Bankia realizó una defensa cerrada de su oferta alternativa. “Es una solución gratuita, rápida y transparente”, presumió ayer, e implica el abono inmediato de todas las cantidades. El plazo medio para tramitar las solicitudes se sitúa en 9,3 días, según las estimaciones del banco.

La propuesta de Bankia, que contempla la devolución íntegra de la inversión en acciones más un interés compensatorio del 1% anual, responde a una nueva estrategia procesal motivada por las dos sentencias del Tribunal Supremo. Ambos fallos corroboran la existencia de irregularidades en el folleto informativo de la salida a Bolsa y crean jurisprudencia. Cerca de 200.000 accionistas minoritarios acudieron a la Oferta Pública de Suscripción (OPS), en junio de 2011; por lo que el retorno de los títulos podría costar a la entidad alrededor de 1.500 millones.

Bankia puede afrontar este proceso gracias a las provisiones que se han realizado en los últimos años, y que el pasado diciembre se elevaron hasta los 1.800 millones de euros,  dado el aumento exponencial en el número de demandas judiciales por acciones. Estas contingencias no impidieron que el banco cerrara 2015 con 1.040 millones de euros de beneficios, un 39,2% más que el ejercicio anterior, y que cumpliera con todos los puntos del plan estratégico 2012-2015.

Goirigolzarri destacó que Bankia es la entidad, de entre las seis mayores del país, con mejor ratio de eficiencia, mayor nivel de capitalización, mayor rentabilidad sobre fondos propios y mayor beneficio atribuible en las operaciones en España. Asimismo, el grupo financiero también ha superado el plan de reestructuración impuesto por la Comisión Europea dos años antes del plazo otorgado por Bruselas.

Estos resultados avalan el reparto de un dividendo que este año alcanza los 302,3 millones de euros. La junta de accionistas ratificó ayer esta operación a propuesta del consejo de administración. El abono es el segundo en la historia de Bankia tras el transferido en 2015, por valor de 202 millones.

Comparte esta publicación:

Escribir un comentario